¿Qué tema os gustaría que tratáramos en el blog?

miércoles, 22 de octubre de 2008

La Honestidad


Los mandamientos negativos de Dios en contra de mentir, robar y engañar reflejan un principio positivo. Este principio sirve como paraguas, para proteger a todos los que permanecen dentro de sus límites.


Por supuesto que ese principio es la honestidad, la calidad de ser veraz, transparente y digno de confianza. En muchas maneras, la honestidad se define por lo que no hace.


La honestidad no miente. La Biblia dice: "Por lo tanto, habiendo dejado la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo." Ef.4:25


La honestidad no engaña. Pablo advirtió: "No os engañéis: que ni.... los estafadores heredarán el reino de Dios" 1ªCor.6:9,10


La honestidad no roba. La meta de las personas honestas es "que no defrauden, sino que demuestren toda buena fe" Tito 2:10


Pero el principio de la honestidad no tiene valor intrínseco; es una virtud porque surge de la naturaleza y el carácter de Dios.

(del libro: es bueno o es malo)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hablar sobre "honestidad" en estos tiempos es dificil. "Honestidad" ya no es un concepto absoluto en toda situación, sino que se ha convertido en algo maleable y adaptable de acuerdo a lo que uno cree. Se habla de se honesto "con uno mismo" y de ser honesto "con los demás". Puedes ser honesto contigo mismo sin implicar ser honesto con los demás. Lo importante es "lo que tú crees". Esta forma de pensar es ampliamente aceptada, incluso por jóvenes cristianos. Sin darnos cuenta hemos caido en el humanismo.
Es necesario volver a la biblia y cambiar nuestros paradigmas en base a lo que está escrito en ella. Donde hay luz no hay tinieblas. La verdad, la honestidad, no puede ser un concepto neutro. ¡No más!

Anónimo dijo...

, < es algo de valientes por que no todos son capaces de hacerlo asi que animo y no se rindan todas aquellas personas que no les da miedo hablar de este tema>